ACTUALIDAD SERESTO®

10/05/2017

Tips para prevenir los parásitos externos en nuestros perros

Con la llegada de la primavera y el buen tiempo, también aparecen las pulgas y garrapatas, ¡y nuestros perros son sus anfitriones ideales! Debido a su presencia común y extendida, incluso la mascota mejor cuidada puede tenerlos en algún momento de su vida.

Con la llegada de la y el buen tiempo, también aparecen también las pulgas y garrapatas, ¡y nuestros perros son sus anfitriones ideales!

Pulgas, garrapatas, ácaros, piojos…, debido a su presencia común y extendida, incluso la mascota mejor cuidada puede tenerlos en algún momento de su vida. A los parásitos les encanta su piel, donde acampan a sus anchas y pueden reproducirse fácilmente, ocasionando lesiones de diversa gravedad que van desde una reacción alérgica a la transmisión de otras enfermedades, suponiendo un problema de salud importante para tu mascota.

Desde la Asociación Canina de Trabajo Humanitario (ACATH) compartimos unas recomendaciones que te ayudarán a prevenir y controlar su aparición.

¡Tu perro será un huésped desagradable para los parásitos!

 

  • Mantén limpia tu casa y tu jardín.

Particularmente los lugares donde tu mascota pase la mayor parte de su tiempo. Lava regularmente con agua caliente su cama, toallas, juguetes, platos de agua, abrigos… esto ayudará a destruir los parásitos como las pulgas y sus huevos.

  • El cepillado, un buen ejercicio clave para detectarlos y evitarlos.

Una buena forma de prevenir y controlar la aparición de parásitos es controlar el pelaje de tu perro. Si lo cepillas varias veces a la semana, detectarás rápidamente si sufre la presencia de algún parásito y le ayudarás a librarse de ellos.

  • Evita salir a pasear por zonas rurales y áreas boscosas.

Estas zonas son el paraíso de las pulgas y garrapatas. Cuando vayas a pasear intenta mantenerte en caminos y asegúrate que tu perro está contigo.

  • Un buen chequeo después del paseo.

Recuerda revisar entre los dedos, los pliegues que se forman en la piel, detrás de los oídos, en las axilas, la cola, la cabeza y el vientre, son los lugares más habituales donde se esconden las garrapatas.

  • Una buena higiene es esencial.

Es recomendable realizar un baño de forma periódica, siempre dependiendo de la raza y el tipo de pelo de tu perro.

  • Evita que tu perro juegue con perros callejeros.

Los perros vagabundos suelen tener parásitos. El contagio entre perros es muy rápido.

  • Revisa sus oídos, y mantén su canal auditivo limpio.

Revisa bien sus orejas y limpia su parte externa e interna con mucho cuidado. Puedes utilizar una gasa limpia para el interior y una gasa con agua para el exterior.

  • El ajo, el mayor aliado natural en la lucha contra los parásitos.

El ajo tiene la capacidad de repeler parásitos y mantenerlos alejados de nuestro perro, esto se debe a la aparición de azufre en su composición. Añade un poco de ajo a la dieta de tu perro y le protegerá, porque como los vampiros, los parásitos odian el ajo

  • Recoge las heces de tu perro.

Es muy importante recoger toda la materia fecal de tu mascota, tanto de áreas públicas como dentro de tu hogar o jardín, con este sencillo hábito evitaremos el riesgo de contagio de parásitos.

  • Programa una revisión con tu veterinario.

Acude a tu veterinario para que le realice un buen chequeo a tu perro, especialmente recomendado en temporada alta de pulgas y garrapatas (de marzo a octubre). Él te ayudará a decidir qué producto puede ser eficaz para la prevención y lucha contra los parásitos, a la vez que seguro para tu perro.