ACTUALIDAD SERESTO®

27/07/2019

¿Qué enfermedades pueden transmitir las pulgas a mi mascota?

La picadura de pulga suele ser dolorosa y se reconoce porque se presenta en una hilera de tres o más pápulas urticantes. Por lo general, estas pápulas tienen un tamaño inferior a 1 centímetro, y se puede observar el punto de la picadura. Si el hospedador es alérgico, puede aparecer una reacción cutánea.

La picadura de pulga suele ser dolorosa y se reconoce porque se presenta en una hilera de tres o más pápulas urticantes. Por lo general, estas pápulas tienen un tamaño inferior a 1 centímetro, y se puede observar el punto de la picadura. Si el hospedador es alérgico, puede aparecer una reacción cutánea

Asimismo, las pulgas pueden actuar como vectores de enfermedades infecciosas en perros, gatos y humanos. Entre las infecciones que pueden ser transmitidas por estos insectos se encuentran: 

  • Dipilidiosis: es causada por un gusano intestinal llamado Dipylidium caninumy puede afectar a perros, gatos y personas. Se produce por la ingesta accidental de la pulga infectada. En el caso de los humanos, la infestación se presenta generalmente en niños pequeños. El principal signo clínico es el picor anal, aunque si la infestación pasa mucho tiempo desapercibida, podría ocasionar retraso en el crecimiento, opacidad en el pelo, diarrea y/o estreñimiento. 

  • Rickettsiosis:  la bacteria Rickettsia conorii es la responsable en Europa de esta enfermedad que afecta a perros y gatos. El signo clínico principal es fiebre, aunque el animal también puede presentar cojera, falta de apetito, aletargamiento e inflamación de los ganglios. 

  • Bartonellosis: también conocida como enfermedad del arañazo del gato, es ocasionada por la bacteria Bartonella henselae afecta a gatos, perros y humanos. Se transmite por la picadura de pulgas, por la ingesta accidental de las heces de estas o por el contacto con un animal infectado. En los gatos con bartonellosis, generalmente no se presentan signos clínicos, sin embargo, en aquellos felinos con un sistema inmunitario débil y en los perros, podría presentarse fiebre, inflamación de los ganglios, las encías y del globo ocular (con enrojecimiento de los ojos); infección de las válvulas que bombean sangre al corazón (endocarditis) y hemorragias nasales. 

  • Filariosis: dentro de esta clasificación, existe un grupo de enfermedades causadas por diferentes especies de gusanos redondos. Las filarias que se transmiten por las pulgas (Acanthocheilonema reconditum) afectan principalmente a los tejidos subcutáneos y el sistema vascular. 

  • Hemoplasmosis: es causada por una bacteria llamada Mycoplasma haemofelis, perteneciente a diversas especies de hemoplasmas felinos que parasitan la sangre de los gatos y que se transmiten comúnmente a través de las pulgas.  El principal signo clínico de la hemoplasmosis es la anemia, que puede estar acompañada de fiebre; letargo; falta de apetito; pérdida de peso y palidez de las mucosas. En algunos gatos también se presenta con problemas respiratorios e inflamación del bazo y los ganglios. 

Para mantener a tu mascota a salvo de estas y otras enfermedades, lo primordial es mantenerla siempre protegida de los parásitos externos y de sus picaduras. Para ello, cuentas con el collar Seresto, que ofrece protección a perros y gatos durante 8 meses contra pulgas y garrapatas.