ACTUALIDAD SERESTO®

21/02/2018

Por qué mi perro muerde la correa cuando va a pasear y cómo evitarlo

 

El salir a dar un paseo es una de las actividades más importantes cuando tenemos un perro. Pero, ¿sabes por qué tu perro muerde la correa mientras hacéis esta actividad?

La mayoría de dueños tienen interiorizadas muchas pautas de este ritual: como el asegurar que su mascota vaya bien protegida contra los parásitos con un antiparasitario con efecto repelente como Seresto o el vigilar como se sociabiliza con otros perros. Pero lo que a veces cuesta de controlar son algunos de sus comportamientos como que ladre, tire o muerda la correa cuando vais a pasear.

Y es que son tan monos cuando juegan así, ¿verdad? Lamentablemente, lo que comienza como un juego puede terminar por volverse un problema. Por eso hoy queremos explicar por qué tu perro muerde la correa y qué tiene esta actitud de peligroso.

 

Motivos por los que un perro muerde la correa

 

Por lo general, el morder la correa es algo muy típico en los cachorros. Este tipo de comportamientos nos suelen parecer graciosos y tendemos a dejarlos pasar. El problema aparece cuando el perro se acostumbra y sigue perpetuando esta actitud cuando es adulto.

Es normal que los cachorros, y todos los perros, se lleven puntualmente algo a la boca. Está en la conducta habitual del animal el querer lamer, olisquear, jugar, coger objetos y, por lo tanto, también morder. Pero hay otros motivos por los que el perro puede tomarla con la correa, como, por ejemplo:

  • Dolor en los dientes. Cuando un cachorro está en periodo de dentición, es normal que le duelan los dientes y busque objetos para morder. La correa puede ser una de esas “víctimas” si le da un episodio de dolor durante el paseo.
  • Disconformidad. Tu perro es posible que no quiera salir a pasear o aún no se haya acostumbrado a llevar la correa, por lo que morderla o roerla puede ser un gesto de protesta.
  • Instinto de cazador. El balanceo de la correa puede ser un efecto que despierte el instituto de caza de muchos perros. Entonces, al verla como una presa, intentarán perseguirla y morderla.

 

Peligros que supone el morder la correa

 

De buenas a primeras, el mayor y principal peligro de que tu perro muerda la correa no es otro que el hecho de que la termine rompiendo. Pero, como hemos dicho, este aparente inocente comportamiento puede ser solo el inicio o el desencadenante de otras posibles preocupaciones.

La primera de ellas es que dejar que muerda la correa es una forma de darle a entender que morder es un comportamiento aceptable. Por lo que, en cualquier momento, puede pasar de la correa a otros objetos como los zapatos, la ropa o hasta los muebles de la casa. A la larga, incluso, el morder puede convertirse en una acción habitual de su forma de juego y, por lo tanto, puede terminar mordiéndonos a nosotros.

Otros problemas que también pueden surgir es algo tan simple como que se rompa la correa y el perro se escape durante el paseo. O que, mientras da tirones con la correa para morderla, nos haga caer al suelo. O incluso que llegue a hacerse daño en la boca.

 

Consejos para evitar que tu perro muerda su correa

 

Para evitar que tu perro muerda la correa puedes seguir estos sencillos consejos:

  1. Evita que la correa se ponga delante de sus ojos durante el paseo.
  2. Premia cada paseo en el que no muerda la correa.
  3. Lleva juguetes para morder durante el paseo y dáselos como sustituto de la correa cada vez que la muerda.

Si el problema persiste, no dude en visitar a su experto en salud animal.