ACTUALIDAD SERESTO®

18/04/2017

El picor de oídos en nuestras mascotas

Uno de los motivos más frecuentes de visita al veterinario tanto en perros como en gatos son las molestias en los oídos.

A menudo los propietarios desconocen el origen del problema y solo pueden describir que su mascota está inquieta, sacude o ladea la cabeza, tiene heridas en la cara o el cuello, o se frota contra las piernas de su dueño o contra el sofá.

Todos ellos pueden ser signos del mismo problema: picor o molestias en los oídos.

CAUSAS

Las causas del picor en los oídos son muchas y variadas. Algunas de ellas se originan directamente en las orejas (pabellones auriculares o conducto auditivo), pero otras tienen su inicio en problemas dermatológicos u orgánicos más alejados.

Para conocer el origen exacto del picor de oídos es necesario recoger la historia clínica del paciente: frecuencia de desparasitaciones, tipo de alimentación, posible estacionalidad de las lesiones, hábitat, etc.

En la exploración externa de un animal que se presenta al veterinario con estos síntomas, es imprescindible revisar el cuerpo entero del paciente.

El veterinario buscará la presencia de pulgas, garrapatas o piojos para descartar una infestación por parásitos externos que afecte a la piel de todo el cuerpo, incluyendo los pabellones auriculares.

La presencia de lesiones en otras partes del cuerpo tales como alopecias (zonas sin pelo), áreas enrojecidas, costras, granos o descamación de la piel pueden sugerir problemas alérgicos o de hipersensibilidad.

La presencia de secreción en los conductos auditivos suele ser indicativa de una infección bacteriana o fúngica (o ambas). Será necesario tomar muestras de ambos oídos para realizar un estudio microscópico de su contenido.

En la exploración del conducto también se puede descubrir la presencia de cuerpos extraños como espigas, sobre todo en verano, que hay que extraer de forma inmediata.

En muchas ocasiones la zona interna de los oídos puede estar colonizada por pequeños ácaros (Otodectes spp) que causan picor intenso y una característica secreción negruzca.

Las reacciones alérgicas por contacto también son frecuentes, sobre todo por la acción de determinados productos, champús, colonias o sprays.

 

TRATAMIENTO

Es indispensable conocer las causas exactas del picor para poder atacar el problema de raíz, pero una de las cosas que seguramente te va a pedir tu veterinario es común a todos los casos: aplicar antiparasitarios externos de forma adecuada para descartar la causa más frecuente de picor en animales: los parásitos.