ACTUALIDAD SERESTO®

12/09/2017

¿El gato necesita salir al exterior o a pasear?

Aunque en España no es habitual, en algunos países del mundo, como Estados Unidos, es común ver gatos paseando con sus dueños por la calle.

Es difícil calcular la cantidad de felinos mantenidos como animales de compañía en nuestro país, pero parece que su presencia entre las familias es cada vez mayor. Además, se intuye una mejora en la sensibilidad y conciencia sobre sus necesidades.

Entre las preocupaciones por el bienestar de los gatos, una de las dudas más compartidas es la necesidad de sacarlos a pasear. ¿Debo dejar salir a mi gato a la calle? ¿Mi gato es feliz en un piso?

No hay consenso entre los expertos, pero sí algunas recomendaciones que queremos compartir contigo:

1) Los gatos se pueden adaptar a todos los ambientes siempre y cuando estén preparados para ellos:

  • Deben ser lugares seguros, que impidan que el gato pueda escaparse, extraviarse, sufrir o causar un accidente.
  • Es imprescindible que el lugar asegure unas condiciones óptimas de salud para el gato para prevenir enfermedades.

2) Por norma general, los gatos no toleran bien los cambios. Son animales territoriales que necesitan controlar su entorno. Si les queremos cambiar de ambiente debemos hacerlo de forma progresiva y siempre evitando situaciones de estrés o miedo que no puedan controlar.

3) El estrés en los felinos es una de las principales causas de aparición de enfermedades, ya que suprime las funciones del sistema inmune. Los gatos expresan el estrés de formas poco visibles, por lo que debemos ser muy cuidadosos y observadores en los cambios de humor, hábitos o conductas de nuestra mascota.

4)  Los felinos necesitan hacer ejercicio físico para controlar su peso. Sea cual sea el lugar donde vivan debemos potenciar su actividad física diaria.

5) Cada gato es un mundo y su carácter y capacidad de adaptación es distinta a los demás. Aprender a reconocer el estado de ánimo de nuestra mascota, conocer su carácter y sus aptitudes físicas es indispensable para tomar decisiones.

Si tenemos en cuenta estas recomendaciones generales podemos llegar a algunas conclusiones:

  • Si vas a sacar a tu gato a pasear, deberás asegurarte de que no podrá escaparse, que el entorno no le va a causar estrés y que no sufrirá ningún accidente. Además, es importante que aumentes la prevención de enfermedades infecciosas por lo que debes vacunarle de forma periódica y ser inflexible en la necesidad de aplicarle un antiparasitario con efecto repelente que le proteja frente a pulgas y garrapatas.
  • Si decides que tu gato no saldrá a pasear es importante que aportes a su hábitat un espacio adecuado para que desarrolle sus capacidades y necesidades básicas que incluyan el juego y el ejercicio físico diario.