ACTUALIDAD SERESTO®

30/09/2017

DESCUBRE EL CICLO VITAL DE UNA PULGA Y CÓMO REPELERLA

Las pulgas son uno de los parásitos que más problemas ocasionan a nuestros animales de compañía. Esto se debe a la relación parasitaria que establecen las pulgas con sus huéspedes, es decir; a la necesidad que tienen las pulgas de vivir a costa de los animales a los que se adhieren. 

Durante el tiempo que las pulgas se instalan en el pelaje de nuestros animales, ya sean perros o gatos, pueden no sólo afectarles a la piel con picores y reacciones cutáneas, sino también transmitirles enfermedades como la tenia del perro – un gusano que vive en el intestino del perro-, Micoplasmosis Rickettsiosis, Tenia o incluso virus.

 

El ciclo vital de las pulgas es complejo y hace que el insecto se instale no sólo en la piel de nuestra mascota, sino también en el pelo o internamente. En cada fase de crecimiento de la pulga, además, debe atacarse de una manera concreta para poder eliminarla eficazmente.

 

¿Cuál es la evolución de las pulgas?

 

  • Huevo. Aunque las pulgas adultas ponen una media de 40 huevos por día y se instalan sobre la piel, la mayoría caen con sus movimientos allí donde repose o pasee nuestra mascota: camas, sofás, mantas, alfombras, suelo, césped, etc. En el interior de los huevos se alberga la larva de las pulgas, la fase más inmadura de estos parásitos, que saldrá del huevo entre dos días y algunas semanas tras su puesta.
  • Larva. Las larvas de las pulgas miden unos pocos milímetros, son móviles y se alimentan de las heces de las pulgas adultas (formadas básicamente de sangre digerida) y de restos de materia orgánica. Las larvas se alimentan y crecen durante unos 10-24 días y se convierten en pupas.
  • Pupa. La pupa es la fase final por la que pasan las larvas de las pulgas. Durante este periodo fabrican una envoltura a modo de capullo que las protegerá hasta que se conviertan en pulgas adultas. El envoltorio está fabricado con diferentes materiales del entorno, como fibras de tejidos, pelos, polvo, etc. que le proporcionan una gran resistencia a las agresiones externas y, por tanto, es la fase en que más difícil será eliminar los invasores de nuestra mascota. Ahí dentro, la pulga esperará el momento oportuno para eclosionar- normalmente una semana- y colonizar de nuevo un huésped para reiniciar su ciclo vital.
  • Pulga adulta. La pulga adulta vive en el perro y el gato para alimentarse de su sangre. Las pulgas pueden absorber entre 10 y 20 veces el volumen de su estómago. Aunque no tienen alas, sus saltos son tan potentes que pueden saltar fácilmente de una mascota a otra. Las pulgas adultas pueden ser eliminadas con la aplicación de insecticidas y repelentes adecuados para las mascotas.

 

Tanto los huevos como las larvas son vulnerables y pueden ser destruidos del entorno con sprays insecticidas más o menos convencionales.

Sin embargo, la eliminación de las pupas es mucho más difícil, ya que son muy resistentes y se mantienen latentes durante un tiempo variable, que puede llegar a los varios meses, esperando la llegada de un animal desprotegido para saltar eclosionar y saltar sobre él.

 

Esta fase es la responsable que la lucha contra las pulgas pueda ser dura: una vez tenemos instalados estos parásitos dentro de nuestro hogar, eliminarlos puede ser una tarea costosa. Por esta razón es indispensable que el ciclo vital de la pulga no pueda ni siquiera iniciarse. Para ello, protege a todas tus mascotas durante todo el año con productos de eficacia probada.