ACTUALIDAD SERESTO®

26/07/2017

Consejos para sobrevivir al calor

Aunque tal vez ya los has notado, nuestras mascotas sufren igual o incluso más, los efectos del calor intenso de estos meses de verano. No podemos evitar que vuestras mascotas pasen calor estas semanas, pero os vamos a dar algunos sencillos consejos que les ayudarán a sufrir menos en estos meses.

Todo el invierno lo hemos pasado esperando el calor, pero, ahora que por fin llegó, nos acordamos y añoramos el fresco de otras estaciones. Y es que parece que nos habíamos olvidado de los efectos del calor.

Aunque tal vez ya los has notado, nuestras mascotas sufren igual o incluso más, los efectos del calor intenso de estos meses de verano.

No podemos evitar las altas temperaturas de estas semanas, pero os vamos a dar 8 sencillos consejos que ayudarán a vuestras mascotas a sufrir menos el calor en estos meses.

 

1. Rompiendo un mito: cortar el pelo no siempre es una buena opción.

Aunque está bastante establecida la idea de que el pelo produce calor a los animales, en realidad les sirve de protección. Actúa como una magnífica capa aislante para mantener la temperatura corporal estable. Si bien algunas razas de perro pueden ir a la peluquería para realizarles un vaciado de pelo, debemos evitarlo en razas de pelaje largo liso y en las de pelo corto y fino. Tampoco es buena idea cortar el pelo de los gatos que lo tiene largo, aunque sí es necesario que lo tengan bien cepillado y libre de suciedad.

 

2. Acceso constante al agua fresca

No es suficiente con que los animales tengan un bol de agua todo el día a su disposición. Debemos asegurarnos que está limpia y fresca y cambiarla si es necesario por haberse calentado a pleno sol, sobre todo si el recipiente es metálico.

 

3. Baños frecuentes

En este punto debemos diferenciar entre perros y gatos. Los gatos, por norma general, aunque todos conocemos excepciones, suelen ser más reacios a remojarse. Sin embargo, la mayoría de perros no protestan ante la posibilidad de un baño, sobre todo si hace calor.

Si tenéis la oportunidad de remojaros con vuestro perro en una zona de aguas, aprovechadlo. Aunque la mayoría de playas de nuestra geografía prohíben expresamente el acceso a animales de compañía, algunas ya están dedicadas a ellos. Además, existen miles de rincones con agua como ríos, pozas o embalses en los que el baño está permitido siempre que respetemos el entorno, claro está.

Si no puedes huir de la ciudad, una ducha fresca siempre será bienvenida.

Y si por lo que fuera no pudiera ser posible un baño bien fresquito, ten a mano siempre las toallitas higiénicas Sano&Bello. Son unas toallitas recomendadas tanto para perros como para gatos, y, al estar humedecidas, refrescarán a nuestro compañero de aventuras en estos días de verano tan caluroso. Recuerda que también dispones de las toallitas higiénicas con cidronela Sano&Bello, que además de refrescarle y limpiarle, también repele a los mosquitos.

 

4. Dentro del coche parado, ¡nunca!

Todos los años mueren perros por un golpe de calor al quedarse dentro de un vehículo estacionado. El aumento de la temperatura dentro de un vehículo parado es tan alta que es incompatible con la vida de un perro, incluso con las ventanas abiertas y en la sombra. ¡No le dejes ni un minuto dentro de tu coche!

 

5. Déjale elegir su lugar de descanso

Permite a tu compañero de cuatro patas acceder a las zonas frescas de la casa, aunque habitualmente prefieras no hacerlo. Éstas pueden ser rincones oscuros, en el baño, debajo de alguna cama o en una superficie fresca.

 

6. No le dejes a pleno sol

Asegúrate que dispone de sombra y ventilación suficiente durante todo el día.

 

7. Adapta los horarios

Evita los paseos en las horas de más calor del día. Si no tienes la opción de salir a primera hora de la mañana o al anochecer, haz paseos cortos que no impliquen mucha actividad física.

 

8. Ten especial cuidado con los animales enfermos

Los animales que sufran alguna enfermedad, sobre todo respiratoria o cardiaca, deben ser tratados con sumo cuidado durante estas fechas, ya que el calor puede exacerbar sus trastornos y empeorar su salud.

 

Y recuerda, ¡relájate con tu mascota y disfruta del tiempo libre durante estos días de calor!