ACTUALIDAD SERESTO®

13/04/2018

Cómo tratar la diabetes en perros y gatos

 

Se calcula que al menos uno de cada doscientos gatos padece diabetes, y en los perros sucede en uno de cada quinientos. Y es que esta enfermedad está en aumento entre las mascotas, sobre todo debido a los cambios en los hábitos de vida de muchas mascotas y la tendencia al sedentarismo.

Protegemos a nuestras mascotas contra pulgas y garrapatas gracias al collar Seresto, pero desgraciadamente hay otras afecciones que pueden dañar a nuestro peludo. Igual que nos ocurre a las personas, los perros y los gatos pueden sufrir enfermedades. En este post hablaremos de la diabetes.

Si crees que tu perro o tu gato pueda formar parte de esta estadística o, simplemente, quieres estar bien informado al respecto, te ayudamos a descubrir qué es lo que puedes hacer para tratar la diabetes en peros y gatos.

 

Síntomas de la diabetes y tratamiento

 

Los principales síntomas que indican que tu mascota puede padecer diabetes son el aumento de la sed y la micción, el incremento también de las ganas de comer, la pérdida de peso y/o la fatiga. Si detectas estos signos en tu perro o gato, es prudente acudir al veterinario para que pueda hacerle un análisis de origina y sangre. Rápidamente quedará determinado si estos síntomas han sido ocasionados por la posible diabetes o no.

En el caso de que se confirmara, el tratamiento profesional habitual puede requerir del uso de insulina en unas dosis concretas. Para ello, como con los humanos, se requiere aplicarla con una jeringuilla, así que es vital preparar bien a tu perro o gato antes, y asegurar que está relajado. Otras alternativas posibles serán los tratamientos por vía oral.

 

Ayuda a paliar la diabetes con ejercicio diario

 

De forma paralela a los tratamientos médicos, los dueños de perros o gatos con diabetes también pueden aplicar ciertas medidas para paliar esta enfermedad. El ejercicio, por ejemplo, es una manera de que la mascota queme el exceso de glucosa. Del mismo modo, también estarás favoreciendo a la salud de los huesos y los músculos del animal, así como a mantener su peso.

Y es que, como ya hemos dicho, la diabetes se está extendiendo mucho en las mascotas debido a que en muchos casos no realizan el nivel de ejercicio que necesitan. Algo mucho más común en los gatos. Por supuesto, tampoco es bueno realizar un nivel de ejercicio extremo.

 

Una dieta adecuada es esencial para tu mascota con diabetes

 

Otras de las causas de la extensión de la diabetes en perros y gatos está en la forma en la que los alimentamos. El abuso de chucherías y snacks, junto con una falta de control en las cantidades de pienso puede ser muy perjudicial.

Por otro lado, asegurar que tu mascota lleva una dieta equilibrada, baja en grasas y con mucha fibra es una buena forma de paliar la diabetes. Además, también estarás evitando que sufra sobrepeso. En cuanto a las cantidades, por lo general la recomendación es alimentar a un perro o gato con esta enfermedad cada doce horas y antes de administrar insulina. Mantener el horario es importante, ya que permite evitar las fluctuaciones de glucosa.