ACTUALIDAD SERESTO®

11/03/2019

Claves para pasear a tu perro

 

Sigue estos consejos para pasear a tu perro y tendrás un amigo peludo más sociable, reforzarás el vínculo afectivo entre ambos y le ayudarás a su equilibrio emocional.

El paseo es una parte esencial de la rutina diaria de nuestros amigos peludos, no solo es importante para enseñarles a hacer sus necesidades fuera de casa, también es necesario para que se ejerciten, socialicen con otros canes, para que estimulen su mente y sus sentidos mediante el olfateo y la exploración, para que “marquen” el territorio y, en definitiva, para que sean perros sanos y felices. 

Claves para pasear a tu perro

Sigue estos consejos para pasear a tu perro y tendrás un amigo peludo más sociable, reforzarás el vínculo afectivo entre ambos y le ayudarás a su equilibrio emocional:

  • Llévalo con su correa a dar caminatas por un parque o por las calles del vecindario.
  • Lo ideal es que nuestro perro haga al menos un par de paseos diarios, de media hora o cuarenta minutos.
  • Es conveniente dejarlo un rato con la correa suelta, pero siempre en los sitios indicados para tal fin, como el pipi-can. Revisa la ordenanza municipal de tu localidad, que incluye horarios y demás detalles para dejar a tu perro suelto un rato sin arriesgarte a una sanción.
  • Mantén a tu perro protegido contra pulgas y garrapatas durante hasta 8 meses. Además, también durante el periodo de hasta 8 meses desde su aplicación, podrás reducir el riesgo de infección de Leishmania Infantum en tu perro, un parásito que se transmite a través de la picadura del flebotomo y que es el causante de la leishmaniosis
  • Deja que le dé el sol a tu mascota un rato, que al igual que pasa con nosotros los humanos, le proporcionará vitamina D, favorecerá la producción de serotonina y mejorará su sueño.
  • Si tu perro vive en un chalet, también debes sacarlo a pasear a diario.
  • ¡No olvides llevar las bolsitas para recoger sus deposiciones!

El etólogo veterinario Pablo Hernández recomienda hacer el paseo del perro en varias fases:

  1. En primer lugar, una caminata tranquila en la que aprovechará para hacer sus necesidades.
  2. Posteriormente, un período de juego con otros perros o con algún juguete.
  3. Antes de regresar a casa, unos diez o quince minutos de paseo tranquilo, para bajar su nivel de excitación y favorecer que llegue a casa tranquilo.  

 

¡Ten en cuenta la edad de tu perro!

 

Paseos con perros adultos: son una oportunidad para satisfacer sus necesidades de estimulación, ejercicio y socialización con otros cánidos. Se aconseja hacer al menos dos paseos, uno por la mañana y otro por la tarde.

Paseos con cachorros: si se trata de un cachorro, no debe salir a pasear hasta que no tenga todas sus vacunas, que será después de las 16 semanas de edad, aproximadamente. Una vez que lo vacunes y que además le hayas protegido con antiparasitario externo (con el collar Seresto lo puedes hacer a partir de la 7a semana), llegará la hora de su primer paseo.

El objetivo principal de los primeros paseos del cachorro es que aprenda a hacer sus necesidades fuera de casa, por lo que pueden ser paseos cortitos y es aconsejable que se realicen por la mañana y después de las comidas.

Paseos con perros senior: para los perros “mayores”, se recomienda que sus paseos sean más cortos, pues el perro se cansa más y no es conveniente forzarle.