ACTUALIDAD SERESTO®

30/05/2016

A debate: ¿es buena idea dormir con tu mascota?

En el mundo de las mascotas hay dos tipos de propietarios: los que duermen con su mascota y los que no.

Seas del bando que seas hay algo que debes tener MUY PRESENTE a la hora de meter un perro o gato en tu cama y son los temibles PARÁSITOS.


Parásitos externos

Imagina tu amado animal cargado de un regimiento de pulgas saltando por su piel. Estamos casi seguros que no te apetece ni siquiera abrazarle. Pues imagínate estas decenas o centenares de pulgas rondando a su aire por encima de tu cama, saltando de tu mascota a tu almohada y de tu almohada a tu cabeza o por todo tu cuerpo. ¿No se te ponen los pelos de punta?

Pero y si no hablamos de centenares de pulgas sino de solamente 4 o 5 o incluso una docena de ellas. Son muy pocas para que puedas verlas corriendo por la piel de tu mascota pero suficientes para moverse libremente en tu cama durante la noche

Tal vez te preguntes cuál es el riesgo de dormir con pulgas. Te lo contamos:

Las pulgas se alimentan de sangre de hospedadores vertebrados. Las pulgas de nuestras mascotas prefieren vivir en la piel de los perros y los gatos pero también pueden afectar a las personas causando picaduras muy molestas. Además algunas personas son alérgicas a su saliva y sufren episodios de verdadero dolor.

En cuanto a las garrapatas no es menos frecuente su acción sobre las personas y además su picadura puede conllevar enfermedades muy graves causadas por la transmisión de enfermedades infecciosas.

Parásitos internos

Todavía peores si cabe. Estos parásitos pueden ser invisibles a nuestros ojos porque habitan en el interior de nuestras mascotas. Sin embargo su transmisión se basa en la eliminación de huevos microscópicos por vía rectal, a veces con las heces, otras veces solos. Estos huevos o formas infectivas pueden permanecer durante bastante tiempo en el pelo y la piel alrededor del ano de nuestra mascota e incluso en zonas cercanas como muslos o barriga.
Si acariciando a nuestra mascota “recogemos” accidentalmente uno de estos huevos y nos ponemos las manos a la boca es más que probable que nos infectemos con el mismo parásito y enfermemos de forma más o menos grave según el gusano en cuestión y nuestro sistema inmune.

El riesgo de transmisión de parásitos es mayor si duermes con tu mascota porque no estás pendiente de lo que pasa a tu alrededor. No pretendemos que cambies este bonito hábito pero hazlo de forma segura: desparasítalo de forma periódica según las recomendaciones de tu veterinario.

Seresto® es un collar seguro para tu perro y para toda la familia:

A modo de prevención, los perros que lleven collar no deberían dormir en la cama con sus propietarios, especialmente los niños.