ACTUALIDAD SERESTO®

5/05/2016

¡8 señales que tu mascota lo pasa bien contigo!

Tu mascota es la mejor compañía que tienes en la vida. Eres su principal referente y tiene devoción por ti. Día a día te demuestra su amor, su fidelidad, su ternura, pero, sobre todo, ¡sus ganas de pasar los mejores ratos a tu lado! Aquí van 8 señales que no dejan lugar a dudas:

Tu mascota es la mejor compañía que tienes en la vida. Eres su principal referente y tiene devoción por ti. Día a día te demuestra su amor, su fidelidad, su ternura, pero, sobre todo, ¡sus ganas de pasar los mejores ratos a tu lado! Aquí van 8 señales que no dejan lugar a dudas:


1. Te trae la pelota para jugar

Lo único que te apetece es tumbarte en el sofá o en la cama, y tu mascota, siempre tan oportuna, te trae la pelota para que juegues con ella. Entonces es cuando te desafía y ¡Empieza la lucha! Y, por supuesto… nada de relax. ¡Pero lo pasáis en grande!

2. Se tumba encima de ti para que le acaricies

Cuando se le antoja y quiere tus mimos sí o sí se tumba, ni corto ni perezoso, encima de ti. Es su mejor reclamo porque sabe que no puedes resistirte a acariciar su suave pelaje. Él se relaja o se duerme profundamente y ¡tú también!

3. Te sigue a todos lados

Es tu sombra, y tu mejor espía. Te sigue allí donde vas, a cualquier parte de la casa, incluso te hace compañía en el cuarto de baño y es que tu mascota ¡no puede vivir sin ti! ¿Y tú sin ella?

4. Te llena la cara a lametazos

Le encanta lamerte la cara para demostrar su amor por ti. Pero no lo niegues, a ti también te encanta darle besos. Y es que vuestros momentos de intimidad no os los quita nadie. ¡Todo son muestras de cariño!

5. Duerme enganchado a ti

Cada noche necesita notarte y sentir que estás a su lado. ¡No soporta la idea de ser abandonado! En invierno tenerlo enganchado como una lapa es muy agradable, es tu mejor calefactor. Pero ¿y en verano?

6. Te reclama con sus aullidos o maullidos

Sea tu perro o tu gato es un animal y se comunica contigo a través de sonidos. ¿No es cierto que los bebés lloran cuando tienen hambre, sueño o se encuentran mal? Pues tu mascota aúlla o maúlla para reclamar tu atención.

7. Te protege del bien y del mal

No soporta la idea de que su dueño pueda ser atacado. Si percibe ruidos u objetos extraños, se pone en modo alerta. Siente la necesidad de protegerte por su instinto animal y ¡por seguir compartiendo la vida junto a ti!

8. Es tu mejor amigo

Jamás se enfada contigo y es incapaz de traicionarte. Es la alegría de la casa. Siempre sonriente, solo tiene ganas de pasar ratos divertidos contigo. Para tu mascota, sin duda, ¡lo eres todo!

En ocasiones te puede llegar a agobiar su insistencia para que le rasques, para que juegues con la pelota, le des comida o simplemente le prestes toda tu atención. Pero lo cierto es que ¡no puedes vivir sin tu mascota!