ACTUALIDAD SERESTO®

24/05/2017

10 falsos mitos sobre las pulgas: ¡entérate de toda la verdad y protege a tus peludos!

Las pulgas son insectos picadores, que no solo son molestas por sus picaduras, sino que además pueden provocar reacciones alérgicas y transmitir enfermedades. Desmontamos 10 falsos mitos sobre estos insectos para promover la protección y prevención de nuestras mascotas. Porque queremos mascotas sanas... ¡y sin parásitos!

1. Cuando se acaba el verano y el buen tiempo se van los parásitos: A diferencia de otros insectos, las pulgas sobreviven durante todo el año, ya que en el exterior pueden resistir hasta temperaturas por debajo de los 5ºC. Las pulgas están presentes en nuestra geografía durante todo el año, por lo que no debemos dejar de proteger nunca a nuestras mascotas.

 

2. Las pulgas solo se cogen en el campo, nunca dentro de casa: En el interior de nuestros hogares la temperatura es perfecta para que las pulgas mantengan su ciclo biológico y se reproduzcan sin problema. Así que, si encontramos una pulga en nuestra mascota, puede que en nuestro hogar también haya larvas y huevos, y deberemos eliminar la infestación.

 

3. Una vez que trato a mi mascota, y desaparecen las pulgas, el trabajo ya está hecho: El gran error que cometen muchos dueños es dejar de tratar a las mascotas cuando ya no ven a ninguna pulga entre el pelaje de su perro o gato. Puede haber huevos o larvas en nuestro hogar que rápidamente se convertirán en pulgas y volverán a picar a nuestra mascota. Además, en el exterior también puede contagiarse de pulgas y lo mejor siempre es prevenir y proteger a nuestra mascota con un producto repelente.

 

4. Solo tengo que tratar al animal que tiene pulgas: Si en casa hay más de una mascota y solo le encontramos pulgas a una de ellas, igualmente debemos tratar a todos los animales de la casa para combatir la infestación.

 

5. Nunca he visto una pulga en mi mascota de manera que no necesita producto: El hecho de no ver pulgas no quiere decir que no estén allí. Tenemos que prevenir de la picadura de estos insectos que, aunque tu perro no sea portador de ninguna, puede contagiarse en cualquier momento y en cualquier lugar.

 

6. Las pulgas no pican a los humanos: ¡Falso! Aunque los humanos no somos su huésped favorito y prefieran a los perros o gatos, sí que pueden picarnos, provocarnos escozores y hasta reacciones alérgicas en algunos casos. Por este motivo, cuando proteges a tu mascota también estás protegiendo a tu familia.

 

7. Las pulgas solo son molestas porque causan picor: No solo causan picor, sino que las pulgas son portadoras de enfermedades y pueden causar reacciones alérgicas graves, tanto a mascotas como a la personas.

 

8. Sólo por una pulga no pasa nada: Una pulga adulta puede depositar más de 2000 huevos durante su vida. En muy poco tiempo podemos pasar de tener unas pocas pulgas a una infestación masiva. Así que además de prevenir, cuando encontremos una sola pulga deberemos actuar frente a una posible infestación y eliminar larvas y huevos.

 

9. El ciclo de vida de una pulga es muy corto, así que no pasa nada, ya caerá y se morirá sola: El ciclo de vida de una pulga puede ser de 12-14 días o hasta 180 días. Dependerá de las condiciones del entorno. En cuanto encontremos una, tenemos que eliminarla. 

 

10. Los productos contra pulgas son tóxicos: Los principios activos del collar Seresto® consiguen eliminarlas antes de que piquen a nuestros peludos. El collar Seresto® previene y trata las infestaciones por pulgas. Elimina los ejemplares adultos y las larvas que viven en el entorno de nuestro perro o gato y rompe el ciclo vital de la pulga. ¡Siempre es mejor si no pican!