TODO SOBRE LOS FLEBOTOMOS

CÓMO DETECTAR A UN FLEBOTOMO

El flebotomo es un insecto muy parecido al mosquito, pero más pequeño, silencioso y con un estilo de vida diferente. Se trata de un insecto totalmente adaptado al clima mediterráneo durante todo el año.

A diferencia del mosquito común, el flebotomo suele criar y habitar en lugares oscuros y húmedos, habitualmente donde predominan los restos de materia orgánica. Y aunque prefiere el aire libre, podría llegar a introducirse en nuestros hogares. Solamente el flebotomo hembra se alimentan de sangre, ya que la necesita para poder desarrollar y poner sus huevos. El flebotomo adulto puede volar kilómetros de distancia, ayudado por el viento, hacia lugares donde las condiciones ambientales son adecuadas y hay perros de los que alimentarse. También es atraído por la luz, por lo que el riesgo de picadura por flebotomo también puede ser alto en el interior de los hogares

El flebotomo es un insecto muy parecido al mosquito, pero más pequeño

LA LEISHMANIOSIS CANINA

El flebotomo es el insecto portador de la Leishmania Infantum, un parásito microscópico que provoca la leishmaniosis canina.

La leishmaniosis es una enfermedad de transmisión vectorial, es decir, que llega a nuestros perros a través de la picadura de un parásito, en este caso el flebotomo. Cuando el flebotomo ingiere sangre de un perro infectado, el parásito se traslada al aparato bucal del flebotomo. Entonces, si el flebotomo pica a otro perro, transmite el parásito a este nuevo perro, convirtiéndolo en un nuevo huésped para el parásito.

Una vez que el parásito entra en el torrente sanguíneo del perro se instala en las células causando daños en los tejidos afectados.

El flebotomo es portador de la Leishmania Infantum, un parásito microscópico que provoca la leishmaniosis canina

NUEVA INDICACIÓN DE SERESTO® FRENTE A LA LEISHMNAIA

La protección y prevención demostrada de Seresto® ahora es mejor gracias a la nueva indicación frente a la leishmaniosis.

La tecnología de liberación lenta y continuada en dosis bajas protege a tu perro reduciendo durante un período de hasta 8 meses desde su aplicación el riesgo de infección por Leishmania infantum,
el parásito que transmiten los flebotomos.

Nueva indicación de Seresto® frente a la leishmaniosis